Nuevas Credenciales Ambulancias |

IOMA se suma a la campaña para prevenir el avance de la enfermedad

Todos contra el dengue

Ante la alerta sanitaria emitida por la provincia de Buenos Aires, desde la obra social se recomiendan acciones que apunten a la prevención de esta enfermedad.

El dengue es un virus que se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes Aegypti, que actúa como vector, es decir que el insecto se alimenta con sangre de una persona infectada con el virus y luego lo transmite cuando pica a otras.

Considerando que no existen vacunas para evitar la transmisión del virus, la única acción para prevenir y controlar la propagación del dengue apunta a luchar contra los vectores, evitando la formación de criaderos de mosquitos.

Para su reproducción, estos insectos necesitan lugares donde se junte agua, ya que los espacios húmedos y frescos son propicios para que eclosionen sus larvas. Por esto, es imprescindible evitar que el agua permanezca estancada en interior de la casa, patios, balcones, jardines.

Asimismo, conviene aclarar que el mosquito Aedes Aegypti no se cría en aquellos lugares en los que el agua se mueve o tienen mucho sol, como lagos, ríos o piletas.

En el ámbito domiciliario es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

• Eliminar o colocar boca abajo aquellos recipientes que no se utilizan (latas, botellas, neumáticos, bidones)

• Renovar con frecuencia el agua de los elementos que se encuentran en uso (floreros, portamacetas, palanganas, etc)

• Lavar y cepillar asiduamente los bebederos de las mascotas

• Tapar los tanques y recipientes para recolectar agua

• Destapar los desagües de los techos

• No arrojar recipientes o basura en patios, terrazas, calles y baldíos

• En cañerías o mangueras es recomendable realizar un lavado con agua caliente

• Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.

En cuanto a los cuidados personales, se aconseja:


• Usar repelentes renovando su aplicación cada 3 horas

• Utilizar espirales o tabletas repelentes en las habitaciones.

• Cubrir cunas y cochecitos de bebés con tul

Síntomas

El dengue es una enfermedad de tipo gripal que afecta a bebés, niños pequeños y adultos, pero raras veces resulta mortal. De acuerdo a la información suministrada por la Organización Mundial de la Salud, se debe sospechar que una persona padece dengue cuando se combina fiebre elevada (40 °C) con dos de los siguientes síntomas: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o sarpullido. Estos síntomas aparecen luego de un período de incubación que se puede extender entre 4 y 10 días después de la picadura de un mosquito infectado.

Ante la presencia de estos síntomas es muy importante NO automedicarse con analgésicos (ibuprofeno, paracetamol) y concurrir a la consulta médica.

Cabe mencionar que el Aedes aegypti transmite además enfermedades como el
Chikungunya y el Zika que se están propagando por América Latina y se caracterizan por tener algunos síntomas similares al dengue e idéntico método de prevención.

En cuanto al virus zika, es necesario destacar que aún no se han detectado casos en Argentina, pero hay alerta en los países vecinos, principalmente en Brasil. Si bien ataca a toda la población, es especialmente peligroso para las embarazadas, dado que afecta el tejido fetal y provoca microcefalia, un desorden neurológico mediante el cual los bebés nacen con cabeza anormalmente pequeña, lo que produce severos problemas en el desarrollo y, en ocasiones, la muerte.

Frente a este mal, se aconseja a las embarazadas que tengan planificado viajar a zonas afectadas con el brote de zika, efectuar antes del traslado una consulta obstétrica a fin de extremar las precauciones para prevenir la enfermedad.

Descargá el Afiche >>

Mirá el video >>