VacunaciĆ³n Antigripal Ambulancias |

Día Internacional de la Mujer

En este mes conmemoramos la presencia, el trabajo y el rol de la mujer alrededor del mundo. Los lugares cada vez más destacados que la mujer ocupa en la política, la ciencia, el arte y los diversos espacios de la trama social, sumado al hecho de que sean las principales responsables del cuidado de su familia y hogar, hace que la atención de su propia salud se vea relegada y no sea asumida como una prioridad por ellas mismas.

La mujer debe tomar conciencia de su propia vida; preguntarse cómo se siente, qué actividades placenteras hizo por ella misma, cómo fueron sus tiempos de descanso en la última semana, si logró dormir bien y relajarse en algún momento del día. Todas estas acciones influirán a la hora de lograr una vida satisfactoria y saludable.

Desde la Unidad de Prevención y Promoción de IOMA  queremos promover la adopción de medidas preventivas acordes a las necesidades de cada etapa de la vida de las mujeres.

Para ello les acercamos información para tener una visión integral de la salud y sus determinantes (ambientales, económicos, culturales, etc.). Porque el cuerpo de la mujer vive de los pies a la cabeza,  y no se limita a su aparato reproductor, consideramos que no sólo debería concurrir a realizarse sus controles ginecológicos correspondientes, sino también a los controles clínicos de salud, teniendo en cuenta su edad, antecedentes personales, familiares y hábitos que pongan en riesgo su salud.

Es fundamental que la mujer tenga conocimiento de su:

  • Presión arterial
  • Glucemia
  • Nivel de colesterol
  • Función renal
  • Indice de masa corporal
  • Demás condicionantes de su estado de salud cardiovascular
  • Si tiene más de 50 años debe realizarse un test de sangre oculta en materia fecal (TSOMF).

Teniendo en cuenta sus múltiples obligaciones y responsabilidades, con las dificultades que se le presentan y los postergamientos en el manejo de sus propios tiempos, desde la Unidad de Prevención queremos concientizar acerca de la importancia de realizar las prácticas de control de rutina clínica, cardiovasculares y ginecológicas anuales conjuntamente con la adopción de hábitos saludables:

  • Alimentación sana
  • Actividad física mínima tres veces por semana
  • Corregir hábitos nocivos, como tabaco y alcohol
  • Buscar la forma de realizar alguna actividad placentera para sí misma.

 

Marzo de 2017