Métodos anticonceptivos

Una barrera más que necesaria para prevenir embarazos y enfermedades de transmisión sexual

Mantener relaciones sexuales es un motivo de disfrute y de placer, pero para que no se torne un dolor de cabeza es bueno estar prevenido. Esta advertencia es tanto para los varones como para las mujeres. La pareja que mantiene relaciones, no siempre desea tener hijos y para ello es imprescindible el uso de métodos anticonceptivos, lo cuales, además de evitar embarazos resultan la barrera indispensable para evitar el contagio de ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual).

Hay varios métodos. Todos son seguros y efectivos. Está en cada pareja decidir cuál será el más adecuado. La comunicación y el buen diálogo ayudan a tomar decisiones con más seguridad, permitiendo un mayor disfrute sexual.

Además, es recomendable consultar con el médico que podrá aclarar posibles dudas y ayudar a terminar de decidir el método más adecuado según el caso de cada pareja en particular.

Estas son las alternativas:

  • Preservativo (masculino y femenino)
  • Pastillas anticonceptivas (existen diferentes marcas. El médico te recomendará la que se adapte mejor a tu cuerpo y produzca menos alteraciones)
  • Dispositivo intrauterino (DIU)
  • Inyecciones
  • Anticoncepción hormonal de emergencia (AHE)
  • Pastillas anticonceptivas para la lactancia


En la adolescencia, etapa en la cual es más frecuente mantener relaciones ocasionales es recomendable usar siempre preservativos, para estar doblemente protegidos contra las ETS y a su vez contra los embarazos.

Usar un método anticonceptivo requiere de un aprendizaje. Por eso es bueno hacer todas las preguntas que se te ocurran a tu médico clínico.