Los adolescentes y el riesgo frente al HIV

Es fundamental que conozcas las formas de evitar el contagio.

Los últimos estudios de la OMS (Organización Mundial de Salud) demostraron que los jóvenes son los más afectados por éste flagelo, comparado con otras generaciones donde la infección descendió un 30% en el mismo período. Es por ello que es fundamental que tomes conciencia sobre lo importante que es cuidarte y cuidar al otro. No subestimes los riesgos de contagio.

Cómo prevenís el contagio

  • Al mantener relaciones ocasionales suben los riesgos de contraer Enfermedades de Transmisión Sexual, entre ellas  el HIV. Si no conocés la historia de la persona con la cual vas a tener relaciones (como con quién estuvo antes de vos o si está infectado con alguna patología o no), es fundamental que te protejas con preservativos.
  • También es importante que  se tomen su tiempo para colocar el preservativo de la manera correcta cuando practiques sexo vaginal, anal u oral. De cualquiera de las tres formas hay riesgos de contagio.
  • Si tenés una pareja estable y querés mantener relaciones sin preservativo, conviene que se realicen el examen de sangre antes y tomando en cuenta el período ventana (ver Cómo se diagnostica y trata el HIV)
  • Si compartís jeringas o inyectables puede que estén infectadas  y de ahí a contagiarte un virus hay un solo paso. Utilizá siempre para cualquier tipo de práctica jeringas descartables nuevas. Y en los Centros de salud exigí el uso de materiales descartables.
  • No tomes alcohol ni te drogues. La alta ingesta hará que pierdas el control de tus actos y no tendrás conciencia de usar preservativos a la hora de mantener relaciones.
  • Si estás embarazada tené en cuenta que el virus se transmite de madre a hijo por lo que deberás tomar los recaudos necesarios. Siempre hablá con tu médico y contale sobre tu estado de salud.
  • Estas precauciones también las debe tomar la persona que ha contraído el virus, para no volver a reinfectarse. Si esto ocurre se acelera la aparición del sida.
  • Más allá de lo sexual, es importante no compartir algunos elementos de uso personal como los cepillos de dientes o las máquinas de afeitar porque ambos elementos pueden guardar restos de sangre.
  • Si vas a recibir una transfusión de sangre, antes pedí los comprobantes de control de sangre en los Bancos de sangre, hospitales, clínicas o centros de salud.

Qué es el SIDAEs una enfermedad incurable.  Al menos hasta ahora.

Está causada por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH o HIV). Éste afecta al sistema inmunológico de tu cuerpo, actuando más que nada sobre los glóbulos blancos, encargados de combatir las infecciones. Es por ello que cuando este sistema está afectado tiene dificultades para luchar contra las infecciones y enfermás con más facilidad. Esto es precisamente lo que les ocurre a quienes están enfermos de SIDA.

El HIV ataca a hombres y mujeres de cualquier edad.

Una persona puede llevar el virus en su organismo por varios meses o años sin que se presenten síntomas. A ésta se le llama persona que vive con el HIV/SIDA, anteriormente se le llamaba portador.

 


Cómo se diagnostica y trata el HIV

A través de un simple análisis sanguíneo que consiste en una prueba de anticuerpos específicos del virus.
Estos anticuerpos son desarrollados por el organismo entre 15 días y dos meses después de haber contraído el HIV. 

El análisis lo podés realizar en cualquier Hospital o Laboratorio prestador.

El resultado de esta prueba es privado. Tenés derecho de decidir cuándo y con quién compartirlo.

Para realizarte el análisis de sangre concurrí al Laboratorio con la orden del estudio y tu credencial de IOMA y realizate la extracción. Se autoriza directamente en el lugar. Si deseas más información sobre la cobertura ingresa acá.

Cómo es el tratamiento
Actualmente no hay cura definitiva ni para el HIV ni para el SIDA. Los científicos, procuran encontrar una droga que elimine el virus. Hay varios fármacos que retrasan la aparición de la enfermedad y prolongan la vida,  la mayoría de costos importantes, pero en todos los casos el tratamiento se acompaña con hábitos de vida saludables.

El contagio de HIV/Sida ataca sin tener en cuenta edad, clase social o sexo. Lo importante es que seas responsable de tus conductas para cuidarte y cuidar a los demás.

Mostrale esta nota a tus amigos. Entre todos podemos crear conciencia. 1° de Diciembre Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

Números de alerta
Según la OMS la cifra de jóvenes que murieron de SIDA aumentó un 50% entre 2005 y 2012.
Actualmente hay casi 2 millones de adolescentes de entre 10 y 19 años infectados con el virus (VIH).

Si tenés dudas podés comunicarte al 0800-3333-444
Línea pregunte SIDA / Ministerio de Salud Nación
Es gratis es confidencial es anónimo
Lunes a viernes de 9 a 22 hs - sábados, domingos y feriados de 10 a 16 hs