Esos molestos granitos!

El acné juvenil es la pesadilla de todos los adolescentes y jóvenes en la pubertad. Es difícil evitarlo  ya que su desencadenante es precisamente el encontrarse en esa etapa de la vida. Para tu consuelo casi el 85 % de los chicos entre los 12 y 14 años lo padecen.

¿Por qué te llenás de granitos? La explicación es sencilla: los cambios hormonales de tu cuerpo producen un aumento de andrógenos, la piel reacciona a este hecho produciendo más sebo (grasa), que hacen que los poros se tapen y produzcan lesiones llamadas comedones (“granitos”)
Las lesiones aparecen frecuentemente en la cara, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros y afectan tanto a chicos como chicas.

Factores que incrementan los granitos:

  • Algunos medicamentos como los anticonvulsivantes, el litio y los andrógenos.
  • El maquillaje con demasiada grasa. Podés consultar con un dermatólogo (especialista en el tratamiento de la piel), cuál es el mejor para vos, ya que las bases o rubores deben ser libre de grasas.
  • Los días previos a menstruar puede que tu acné se acreciente

¿Cómo tratarlos?

Antes que nada empezá en tu casa:

  • Lavate suavemente la piel de la cara desde el cuello, sin raspar, al menos dos veces al día, con un jabón natural, desprovisto de químicos irritantes y si hacés actividad física lavate al terminar.
  • Si el cabello está grasoso lavalo más frecuentemente. Si tenés flequillo, éste puede incrementar la grasitud en la zona de la frente.
  • El acné desaparece con los años. En algunos casos, pueden llegar a producir infecciones importantes que requieran un tratamiento con antibióticos.
  • No intentes explotar tus granitos o puntos negros apretando con tus uñas, esto agrava la lesión y puede producir infecciones.

Desterremos Mitos

  • La alimentación es la responsable del acné
    ¡FALSO! Los alimentos influyen muy poco en la aparición del acné. Por lo tanto, si tienes acné, podés consumir embutidos, quesos, así como los productos que más te gusten, incluido el chocolate. Sin embargo, no olvides llevar una alimentación equilibrada.
  • Una mala higiene provoca acné
    ¡FALSO! La formación de granos, no tiene nada que ver con la higiene, sino que se deriva de una gran concentración de sebo en el interior de los folículos.
    De todas maneras, si tenés acné, evita tocar los granos y utiliza un jabón suave para lavar la zona dos veces al día.
  • El sol los elimina
    ¡RELATIVAMENTE FALSO! Aunque el sol tiende a secarlos, no es recomendable que tomes sol y menos si estás realizando un tratamiento con cremas ya que pueden dejar la piel con manchas.

Cuando una gran cabeza blanca aparece en tu frente o nariz, la vergüenza social y la desesperación puede aparecer. ¡Pero a no exasperarse! El acné es un problema de la piel muy común y fácil de tratar. Y si los granitos son demasiados, es posible que necesites cambios en el estilo de vida y seguimiento médico. Con el tratamiento dermatológico se puede controlar muy fácilmente.