No te tires al sol sin protección!!!

A  la mayoría de nosotros nos encanta acostarnos al sol y broncearnos. Y la mayoría de nosotros sabemos que si nos exponemos sin protección puede hacernos daño. Pero pocos conocen cuánto mal puede causarnos.
La piel es una parte esencial de nuestro cuerpo.  Es el órgano más grande que tenemos; mide 2 m2 y es nuestra primera barrera de protección. Por eso es necesario que la cuides todos los días, para prevenir enfermedades como por ejemplo, el cáncer de piel.
Es el más común de los cánceres en el ser humano  y una de sus causas más importantes es la exposición al sol sin protección o a las camas o lámparas solares.

Consejos para prevenirlo

El cáncer de piel es curable en la mayoría de los casos, por eso es importante hacerse exámenes y visitar al dermatólogo por lo menos 1 vez al año como medida de prevención.

Si encontrás algunos de estos signos consultá a tu dermatólogo:

  • Manchas inicialmente planas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelven cada vez más rugosas o escamosas. Se ven especialmente en la cara, en el dorso de las manos, en el labio inferior y en las orejas.
  • Aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo.
  • Lastimaduras en la piel que no cicatrizan, a pesar de un tratamiento correcto.
  • Herida sangrante, costrosa, no provocada por un traumatismo previo.
  • Un lunar que cambia de coloración y tamaño (generalmente de tamaño superior a 6 mm), con bordes que se vuelven irregulares.
  • Un lunar que pica o se inflama.

Te recomendamos:

  • Evitá exponerte al sol entre las 10 y las 16 horas.
  • Usá en forma habitual protectoras solares que bloqueen radiación UVA y UVB, de calidad reconocida y cuyo factor de protección solar (FPS) sea mayor a 30.
  • No olvides colocártelo al realizar deportes.
  • Aplicalo en toda la piel 20 minutos antes de exponerte al sol y renovalo cada 2 horas con la piel seca o cada vez que salgas del agua.
  • Usá una cantidad generosa sin olvidar las orejas, empeines, labios, cuello, "pelada" de los calvos y tórax.
  • Observá tus lunares y manchas personalmente en forma periódica, con ayuda de espejos y de otra persona.


¿Sabías que ...?

El vidrio de los autos sólo bloquea los rayos UVB; pero no los UVA y por eso tenés que protegerte igual.
La arena, el agua y la nieve reflejan los rayos del sol y aumentan su efecto.
Las nubes dejan pasar hasta el 85% de las radiaciones ultravioleta. Por eso es importante que aún en los días nublados te cuides del sol.
La 3º semana de  Noviembre es la Semana del Lunar.  En esa fecha tenés la posibilidad de controlar tu piel gratuitamente, en hospitales públicos y privados.
Vos, como afiliado a IOMA, tenés cobertura para concurrir al dermatólogo cuando quieras. Sólo tenés que consultar la categoría del profesional que hayas elegido (deberá ser prestador de IOMA) y adquirir el bono en las Bocas de expendio o directamente en el consultorio si este posee el sistema on line.